jueves, 1 de abril de 2010

El Dark Side of the Moon de Pink Floyd ¡en DVD-Audio!

Es sorprendente... ayer me descargué tirando de Bittorrent un auténtico diamante sin ser en absoluto consciente de lo que hacía. Porque esta versión del legendario Dark Side of The Moon, de esa también más que legendaria banda llamada Pink Floyd, no merece otro calificativo. Pero vayamos por partes.

Hace unos días añadí a mi colección de "cacharritos" audiovisuales un magnífico reproductor de DVD-Audio Rotel RDV-1060. Se trata de un aparatejo que ya tiene sus años (en su momento costaba unos 1000 euritos) y que por tanto carece de cosas tan habituales hoy en día como salida HDMI o reescalado de vídeo a 1080p. A cambio, sin embargo, hace gala de una calidad constructiva notable y una sección de audio simplemente brillante. Lo interesante, sin embargo, de este reproductor es que acepta discos en formato DVD-Audio. Pero ¿qué demonios es un DVD-Audio? pensaréis... ¿Un dvd-de-los-de-toda-la-vida que contiene un concierto, por ejemplo? Pues no, nada de eso.

El DVD-Audio es un formato desarrollado por Pioneer y Matsushita a finales del siglo pasado (qué raro me sigue sonando eso), competidor natural del Super Audio CD de Sony y Philips, y que al igual que aquel emplea un disco óptico idéntico al de un DVD de vídeo convencional para almacenar grabaciones musicales multicanal en alta resolución. Si todo esto no os suena de nada es comprensible, puesto que ni el uno ni el otro obtuvo demasiada popularidad comercial. En estos momentos no se edita nada, que yo sepa, en DVD-A y muy poca cosa en SACD, por lo que ambos formatos se pueden dar prácticamente por muertos. De hecho, aunque hoy en día es posible encontrar algún que otro reproductor de SACD, resulta complicado hacerse con uno de DVD-Audio nuevo.

En tanto que un CD de audio convencional, que reproduce en estéreo, contiene 2 canales de información sonora digitalizada a 44Khz y 16 bits por muestra y canal, los discos en DVD-Audio pueden alcanzar los 192Khz y 24 bits por muestra en el caso de grabaciones estéreo, aunque lo habitual es encontrarse con grabaciones multicanal (normalmente se emplean 5 o 6 canales ) con una frecuencia de 96Khz.

¿Y en qué se diferencia esto del típico DVD grabado con un concierto en directo, por ejemplo? Los DVD convencionales pueden reproducir audio codificado en estéreo, con una calidad similar a la de un CD, o contener audio multicanal codificado empleando Dolby Digital AC3 o DTS hasta a 96Khz y 24 bits. La clave está en la compresión: Tanto AC3 como DTS emplean un algoritmo de compresión con pérdidas para reducir el espacio dedicado a almacenar el sonido en el disco físico. En este sentido, las pistas en DTS habitualmente suenan mejor que sus correspondientes AC3, puesto que admiten un flujo de datos mayor. Esto implica que parte de la información contenida en el master original obtenido en el estudio de sonido simplemente se descarta cuando se transfiere al DVD, aunque supuestamente la pérdida es prácticamente imperceptible. Realmente, en un DVD estándar también es posible incluir pistas de audio estéreo codificadas en PCM (esto es, sin compresión alguna) hasta a 96Khz y 24 bits, lo que lo aproximaría a la calidad de un DVD-Audio. Desgraciadamente, este tipo de discos DVD, denominados DAD, son extremadamente inusuales, siendo lo más frecuente encontrarse con alguna de las posibilidades descritas anteriormente.

El DVD-Audio, en cambio, emplea una compresión denominada MLP (Meridian Losless Packing), que es absolutamente respetuosa con el flujo de audio original, preservando en teoría toda la calidad del master, sin concesión alguna a consideraciones de ahorro de espacio. Esto hace que sea un formato técnicamente muy superior tanto al CD por cuanto hace a las grabaciones en estéreo como al DVD en lo que respecta a grabaciones multicanal. Evidentemente, todo este encomiable interés por preservar la integridad de la grabación original, sin duda del agrado de los audiófilos más empedernidos, se va al traste si el resto del equipo de reproducción, tanto la amplificación como muy especialmente los altavoces empleados, no están a la altura.

Los discos en formato DVD-Audio pueden ser reproducidos en lectores de DVD estándar puesto que incluyen normalmente una sección compatible con ellos, que habitualmente consiste en una copia de la parte sólo legible por los lectores de DVD-Audio con el sonido descafeinado y convertido a AC3 o, si tenemos suerte, a DTS, pero preservando algunos extras visuales que suelen incluirse en los DVD-A, tales como imágenes que acompañan a la música o las letras de las canciones. También existen rarezas como los discos HDAD, que incluyen en una cara un DVD-Audio y en la otra un DVD convencional con audio registrado a la máxima calidad posible, que como comentaba antes se corresponde con una codificación PCM, sin pérdidas, a 96Khz y 24 bits por muestra.

El caso es que como no he encontrado estos días ningún disco en DVD-A en tiendas cercanas he tirado de Internet para bajarme algunas cosillas con las que probar mi nuevo reproductor, y entre ellas me he encontrado con esta joyita:


En pleno fragor de la batalla DVD-A / SACD, allá por el 2003, Pink Floyd editó una versión en Super Audio CD de su clásico y conceptual Dark Side of The Moon, un disco originalmente lanzado en 1973, absolutamente rompedor en su momento y considerado por los entendidos como todo un hito en la historia de la música moderna. La dirección técnica del proceso de grabación del original corrió a a cargo de Alan Parsons, un brillante ingeniero de sonido que más tarde iniciaría una provechosa carrera musica con sus Projects. Pero esa es otra historia...

Además de la versión estéreo se grabó una mezcla cuadrafónica destinada a aquellos privilegiados que por aquel entonces disponían de un sistema así en casa (ya veis que esto del sonido multicanal no se inventó hace unos pocos años con los sistemas 5.1) pero que, cosas de la vida, nunca llegó a ver la luz. La remezcla multicanal de 2003 publicada en SACD, sin embargo, no fue cosa de Alan Parsons a pesar de que manifestó en repetidas ocasiones su interés por participar en ella, sino que por decisión del grupo fue encargada a otro técnico. Se conoce que las relaciones con AP no debían ser muy allá por aquel entonces. Tampoco llegó a lanzarse en su formato rival, el DVD-A.

Unos años después, curiosamente, surge de la nada en las redes de intercambio P2P una versión del Dark Side of the Moon en audio multicanal 4.1 y en formato DVD-Audio, ¡basada precisamente en el master cuadrafónico de Alan Parsons!, que es precisamente la que me he descargado. Lo mejor de todo es que no se puede comprar en tienda alguna, puesto que se trata de una producción realizada a título particular por un desconocido que parece haber tenido acceso a las cintas de estudio originales. Increíble. El hecho tuvo cierta repercusión en su momento, hasta el punto de que algunas webs dedicadas a esto del audio analizaron la grabación como si de un lanzamiento comercial se tratara, constatando que tenía una calidad fuera de todo duda y como mínimo a la par con el SACD editado unos años antes. A poco que uno malpiense, y conste que esto es pura especulación consparanoide, no es difícil columpiarse un poco y ver la mano del ingeniero de sonido original detrás de esta versión, ¿verdad?

¿Y suena bien este Lado Oscuro de la Luna en DVD-Audio? Pues suena como para caerse de culo (y no levantarse en un buen rato). Toda una experiencia para disfrutar sin prisas. Si tenéis un reproductor de DVD-A no sé a qué estáis esperando... y si no lo tenéis siempre podréis disfrutar de la remezcla multicanal en DTS includida en el disco, que tampoco está nada mal.

Lo cierto es que escuchando esta y otras grabaciones de calidad en audio multicanal no es difícil entender por qué los sistemas cuadrafónicos no cuajaron en su momento y más de 30 años después el formato natural del mainstream musical sigue siendo el estéreo, bien sea en soporte físico como un CD, bien sea en soporte lógico como el omnipresente mp3.

Dejando de lado el coste relativamente elevado que supone un buen sistema de audio de varios canales y la inconveniencia de su instalación en espacios vitales cada vez más reducidos, creo que la auténtica razón está mas bien relacionada con el interés comercial de la industria discográfica: Si ya es difícil conseguir un buen master en estéreo, currarse una masterización de 4, 5 o 6 canales que vaya más allá de añadir un poquito de sonido de ambiente por los altavoces traseros exige ya una inversión en tiempo y savoir-faire que al parecer está muy, muy alejada de las prácticas habituales de la industria musical actual, más interesada en la cantidad que en la calidad de sus propuestas de consumo rápido y pronto olvido.

Perlitas como esta grabación nos recuerdan que es una auténtica lástima.

Por cierto, Jorge, muchísimas gracias por el reproductor, ha sido un placer hacer tratos contigo.

8 comentarios :

Jarr dijo...

Espero que disfrutes del Rotel... yo no he podido hacer lo suficiente. En cuanto al DVD- Audio, yo sólo tenía uno, pero una muy buena experiencia ( aunque prefiera el estéreo ).
Lo dicho, que lo disfrutes mucho !!!

Xuthl dijo...

Menuda pila de cacharrines que tienes ahí ;-)

¿Has probado en el mismo Rotel, el mismo disco en CD? Porque hay estudios que afirman que no hay diferencias audibles entre CD, SACD y DVD-A.

Quizás si ya tenías oído ese disco, te ha sorprendido el Rotel y la nueva mezcla (supuestamente por AP).

Por cierto, que queremos comprarnos un reproductor de audio. ¿Qué nos recomiendas?

Xuthl dijo...

Por cierto, que lo de la aparición sospechosa en redes p2p de este DVD-A, me recuerda al caso del juego "The Red Star".

Se estaba desarrollando para PS2 y Xbox, pero el equipo de desarrollo de este juego quebró poco antes de sacarlo, cuando estaba prácticamente acabado. Otro estudio se hizo cargo del juego, y finalmente sólo fue comercializado para PS2. Para Xbox sólo salió una demo en la revista oficial, imagino que mientras estaba todavía en desarrollo.

Pues bien, por redes p2p apareció una versión para Xbox. Tiene una intro más larga que la versión de PS2 y por ningún lado pone que sea una demo. Aunque no jugué demasiado porque ya lo había acabado en PS2, jugué 3-4 fases y por ningún lado tenía pinta de ser una demo, y me permitía seguir jugando (cuando poner 1 ó 2 fases en una demo es lo habitual).

Para mí que es el juego completo, liberado por alguien del equipo de desarrollo original.

Takerna dijo...

No, no he comparado con la versión CD, pero la mezcla multicanal me ha gustado mucho. También me ha parecido que sonaba muy muy bien un DVD-A demo de McIntosh (el fabricante de equipos de audio), en especial hay una pista con la Primavera de Vivaldi que me ha parecido increíble.

Tengo pendiente pasar alguna cosa a WAV y tostar un CD para hacer una prueba ciega cuando tenga tiempo, comparando el Rotel con el CD Marantz que uso habitualmente y que se supone que es de una gama superior. Ya he leído cosas relacionadas con esos estudios que mencionas y probablemente no anden desencaminados. También hay CDs que suenan fatal y otros que suenan estupendamente, yo creo que es fundamental lo que hayan hecho en el estudio de grabación... 44khz y 16 bits pueden dar para mucho.

Respecto a lo del reproductor de audio, todo depende de lo que busques... algo que lea CDs sin complicaciones para no tener que encender el miniPC, algo que también reproduzca SACD y DVD-A ¿y por qué no bluray entonces?, que sea un producto rollito audiófilo...

Desde luego yo no usaría la PS3 para reproducir CDs, más que nada para no "gastar" la lente del lector y por la ruidera que mete, que me parece excesiva. Quizás miraría algo de Cambridge Audio, Marantz o Arcam. Los primeros tienen lectores de DVD a muy buen precio y con muy buena fama en audio (http://www.supersonido.es/cas/site/productos-subcategorias.asp?id=1&idMarca=137#filtrar), ya todo depende de lo que busques. Lo que sí he comprobado es que muchos lectores de DVD son bastante más ruidosos (bien por refrigeración, bien por el mecanismo de transporte) que los de CD mondos y lirondos, eso puede ser un elemento a tener en cuenta reproduciendo a volumen bajo. En cualquier caso no invertiría mucho en él ahora mismo (a lo mejor después de las pruebas ciegas cambio de opinión, je, je).

Mírate esto:

http://www.matrixhifi.com/

A lo mejor en el área de compra-venta de forodvd encuentras algo, siempre hay cosillas interesantes.

Takerna dijo...

En concreto, y con respecto al 1er enlace, creo que el Cambridge Audio DVD-99 es un muy buen reproductor todoterreno (CD, DVD-A y SACD) y más al precio al que lo tienen en Supersonido. Te dejo un análisis.

Xuthl dijo...

Pues sí, en principio es para no tener que encender el miniPC o la Xbox, para lo cual hay que encender también la tele.

La PS3 ni de coña la utilizamos para reproducir CDs, únicamente para Blu-Ray y las veces que se ha usado en este sentido se cuentan con los dedos de una mano, ya que no tenemos tantas pelis en BR. Con lo delicadito que dicen que es el lector de la PS3 FAT 60GB, como para arriesgarse.

Pero ya puestos, había pensado en que soportase también SACD y DVD-A. Aunque si estos formatos están tan muertos como dices, igual no merece la pena. Yo sólo tengo un DVD-A original, y otro bajado de Internet.

Ayer estuve ojeando el catálogo de Pioneer, por eso de que estéticamente sea igual que el ampli que ya tenemos, y poder manejar todo desde un solo mando. Y efectivamente, los que reproducen DVD-A y SACD, son también reproductores de DVD y hay uno de Blu-Ray. También tienen unos de SACD puros y duros, pero sin DVD-A. Y los que son reproductores de CD, son con cargador (uno con capacidad para ¡302 CDs!) 8-O

Como también queremos un día de éstos comprarnos un plato para vinilos, todo de Pioneer guardaría una compostura estética y funcional (un solo mando).

¿Qué opinión te merece Pioneer? Si hacemos caso de la web de Matrix-Hifi, todos suenan igual, así que nos decantaríamos por Pioneer por las razones expuestas, a menos que fuera excesivamente caro respecto a las marcas que me propones.

En SuperSonido el Pioneer DV-610AV, que reproduce SACD, DVD-Audio y DVD-Vídeo, sale muy bien de precio: 140 euros. O sea, que de precio, en línea.

Lo que me ha dejado patidifuso es la prueba que hicieron los de Matrix-Hifi para comparar un vinilo con una grabación del mismo en CD-R. Sonaban exactamente iguales, y el CD-R grabado del vinilo sonaba mejor que el CD original. Según dicen, es porque el vinilo soporta menos rango dinámico que el CD, y que para poder meter toda la información, comprimían y ecualizaban la señal, lo que hacía que pareciera mejor el vinilo. Pero el máster es el mismo, por lo que toda la información está también ahí en el CD, aunque algunos detalles menos perceptibles.

De esto doy fe, porque tengo un vinilo que siempre he pensado que se oían más nítidos los agudos respecto a la versión CD. Y total, ahora me entero que es que simplemente le metieron una ecualización. No es que se oyeran más nítidos, es que simplemente suenan más altos.

Takerna dijo...

Hombre, en DVD-A creo que no sale ya nada, y en SACD algo hay, sobretodo en Clásica y Jazz, pero creo que editan prácticamente más cosas en vinilo y todo, que está más de moda.

El Pioneer que mencionas está muy bien de precio, pero yo me iría, por razones absolutamente subjetivas, a por el Denon DVD 1940 o, mejor, el CA DVD99. Mi única relación con Pioneer a nivel de audio ha sido un sintonizador de radio que tras muchos años sigue funcionando OK y una minicadena con cambiador de discos que resultó ser una auténtica porquería porque el mecanismo de transporte de los CD se averió 3 veces.

Ten en cuenta, además, que ese Pioneer no tiene salidas analógicas 5.1 por lo que el sonido DVD-A y SACD debe enviarlo por HDMI, ya que hasta donde yo sé no se puede transmitir por las conexiones digitales óptica o coaxial. Si mal no recuerdo, tu receptor tiene 3 entradas HDMI, que ya debes tener ocupadas. Si valoras el poder reproducir algún disco de esos me temo que tendrás que ir desconectando otras cosas.

Si pasas de lo anterior, y haciendo caso a los de matrix hifi, a los que yo cada vez más presto más atención, el hecho de emplear 1 solo mando puede ser una buena razón para decidirte por él.

Takerna dijo...

Per cierto que no he podido ripear aún ninguna pista de los DVD-Audio que tengo, pero sí he comparado la pista de la Primavera de Vivaldi en DVD-A (2 canales estéreo) con otra versión en CD que tengo por casa, reproduciendo ambas a la vez y cambiando de fuente... las diferencias me han parecido muy claras, la versión en DVD-A tenía un detalle mayor y daba una sensación de directo muy chula.

De todas maneras, sin haber hecho una prueba ciega ni tratarse de la misma grabación la cosa no es concluyente.